Biografía

  •  
  •  
  •  
  •  

Carmen Benito es fundadora y directora del Centro de Bioestética que lleva su nombre. En él desarrolla su trabajo como esteticista pero principalmente como terapeuta e imparte cursos de dos de las técnicas en las que más ha investigado en los últimos 25 años: La Reflexoterapia Podal y la Técnica Metamórfica. A partir de esta última en la actualidad investiga y desarrolla el Masaje Celular.

Es “Licenciada con Grado en Biología” por la Universidad Autónoma de Madrid y titulada en formación profesional de Estética desde el año 1980.

En 1982 entra en la “Junta de Energía Nuclear” para investigar sobre la reproducción celular y su relación con los Ciclos Circadianos (de la noche y el día). Tras un período de más de un año y por falta de apoyo económico deja la investigación para dedicarse al trabajo profesional de la estética.

A partir del año 1989 comienza su andadura en el campo de las terapias manuales diplomándose en Quiromasaje y Reflexoterapia Podal, en 1991 en Kinesiología holística, en 1994 en Técnica Metamórfica y Terapia Su-Jok (acupuntura coreana en zonas reflejas de pies y manos). En 1995 aprende La Técnica Metamórfica de Principios Universales acudiendo tres años después al seminario de Gaston Saint Pierre creador de esta visión de metamórfico.

A partir del 2001 comienza a buscar terapias manuales más sensitivas y relacionadas con las emociones. Primero se forma en Drenaje Linfático Manual, en 2004 Terapia Crano-Sacral y Reiki, en 2007 segunda parte de cráneo-sacral y en 2009 Liberación Somatoemocional.

En la actualidad sigue formándose y asistiendo a cursos como el de Ho’oponopono de Mabel Kat en 2014, al Congreso de Conciencia Cuántica y al curso de Lynne Mctaggart de “El Experimento de la Intención en 2015.

En el camino y por las ganas de colaborar y aprender con los demás trabaja como voluntaria: primero en un centro de día para personas mayores ayudándolas con ejercicios para sentirse mejor y posteriormente, en 1998, entra como voluntaria en la Fundación ANDE para personas con discapacidad psíquica para tratarlas con Reflexoterapia Podal y Técnica Metamórfica. Allí comenzará la investigación en el Masaje Celular.

Desde el año 1991 imparte cursos de Reflexoterapia Podal de forma continuada (dos o tres cursos al año) y desde 1997 de Técnica Metamórfica. Al principio ligada a varias escuelas y en la actualidad en su propio centro.

Ponente en diferentes congresos de Terapias Manuales destaca la ponencia que impartió en 2001 en Expomasaje Sobre La Reflexoterapia Podal como un Coadyuvante en las Lesiones Medulares, en la que presentó los resultados obtenidos después de dos años de tratamiento a una persona con una lesión medular entre las cervicales 4ª y 5ª que le había provocado una tetraplejia completa, mostrando las mejoras y recuperación de su calidad de vida. Esta investigación la ha llevado a destacar en la investigación de los tratamientos del sistema nervioso central con Reflexoterapia Podal, en casos de Esclerosis Múltiple, Hernias discales o Hemiplejia. También ha desarrollado una técnica propia para tratar el estrés.

En el año 2005 funda su Centro de Bioestética como un lugar especial, donde a través de las diferentes terapias, las personas encuentren su equilibrio y serenidad, dejando fuera el estrés para poder recuperarse.

En 2011 publicó su libro “De la Técnica Metamórfica al Masaje Celular” y en la actualidad prepara uno nuevo sobre la investigación, práctica y aspecto filosófico del Masaje Celular.

En la primera parte de su vida han primado más los tratamientos dirigidos hacia el cuerpo físico. Ahora se dirige hacia una transformación espiritual como base para alcanzar la paz interior y el cambio en todo proceso terapéutico, llegando al fondo de lo que verdaderamente nos desequilibra.