Puntos reflejos para tratar la rodilla

  •  
  •  
  •  
  •  

Siempre he dicho que la rodilla es una articulación muy agradecida, y en mi trabajo a lo largo de 27 años como masajista y reflexoterapeuta, he tenido la oportunidad de comprobarlo.

Los casos que más trato son los de artrosis, aunque también he tenido personas con rotura de ligamento anterior cruzado, de rótula, de menisco y dolores derivados de la cirugía artroscópica. En todos los casos que la persona ha tenido un poco de paciencia y ha sido constante, hemos conseguido muy buenos resultados.

El tratamiento principalmente se basa en Quiromasaje, drenaje linfático, si hay inflamación, y reflexoterapia podal.
En este artículo quiero compartir alguno de los casos que me han llegado.

Hace unos años vino a tratamiento un cliente de 67 años, que trabajaba como fontanero, que tenía ya muy avanzada una artrosis de rodilla izquierda; de hecho el médico le había aconsejado la prótesis por los dolores. Tenía un problema económico que de momento le impedía jubilarse ya que la pensión no le permitía hacer frente a una deuda que debía pagar hasta cumplir setenta años, así que se vino a tratamiento para ver que podía hacer por él.

Le propuse quiromasaje reforzando con reflexoterapia podal para trabajar sedando los nervios que pasan por la rodilla y así ayudarle a aliviar más deprisa el dolor.

La artrosis le había deformado la rodilla hasta dejarle la pierna con forma de paréntesis ( ). Comenzó el tratamiento viniendo una vez a la semana, y ya desde el primer masaje notó los efectos: se podía agachar mejor, arrodillarse (algo esencial en su trabajo) y levantarse con más facilidad.

Al ver los resultados estuvo viniendo una vez a la semana durante muchos meses, después cada dos semanas y ya en el último año una vez al mes. No quería dejarlo porque tenía que seguir aguantando hasta los setenta, y lo consiguió. Curiosamente al cumplirlos y llegar a saldar totalmente la deuda entró en una espiral de dolor que ya no pudimos detener y por fin le pusieron la prótesis; emocionalmente también su subconsciente sintió que ya no era necesario sujetar el dolor y lo liberó. Pero habíamos conseguido contenerlo durante tres años.

En todo proceso hay un componente emocional que dispara o contiene los desequilibrios del cuerpo. En el caso de la artrosis que es una deformación de los huesos, sostén físico de nuestra estructura, la relación es con el miedo, y si hablamos de rodilla más, pues está directamente controlada, según la Medicina Tradicional China, por el elemento agua cuyos meridianos de energía son vejiga y riñón, y el miedo es la emoción que controla a este elemento y el meridiano de riñón a la rodilla.

Cuando trabajo esta articulación con reflexoterapia podal, incido en el punto 61 del meridiano de vejiga, que se sitúa debajo del peroné (maléolo externo de tobillo) antes de llegar al talón. También en el punto 8 del meridiano de riñón que se sitúa en la subida de la tibia desde el maléolo interno. Este punto también refleja rodilla; los nervios que inervan la rodilla que son del plexo lumbosacro, ciático y las zonas reflejas de la cadera y el pubis.

Tuve otra clienta que haciendo senderismo se cayó retorciéndose la rodilla y se rompió parte de un menisco y el ligamento anterior cruzado. En este caso, y una vez que pudo desplazarse hasta mi consulta, comenzamos a trabajar con drenaje linfático para reducir la inflamación y con reflexoterapia podal para el dolor y la recuperación.

Acudía a su mutua para hacer ejercicios de rehabilitación, y conmigo se trataba dos veces en semana. Gracias a su fuerza de voluntad consiguió recuperarse y volver al trabajo en menos de cuatro meses. No le operaron del ligamento porque en su caso no lo consideraron necesario. Podía llevar una vida totalmente normal y hacer ejercicio moderado sin necesidad de pasar por el quirófano. En la mutua se sorprendieron de lo bien que evolucionó.

Otra de las clientas que he tenido recientemente también ha conseguido parar la cirugía de prótesis de rodilla; de hecho su traumatóloga le ha dicho que de momento no lo necesita.
Cuando empezamos el tratamiento le habían hecho una artroscopia en la rodilla derecha, pero le había vuelto a doler y querían ya pasar a la prótesis. En la pierna izquierda tenía un quiste de Baker en la zona del hueco poplíteo (se forma por contenido de líquido sinovial al debilitarse la membrana sinovial que recubre la articulación) que también le molestaba.

Para salir a la calle utilizaba bastón porque ya se había caído varias veces por inestabilidad y mareos de cervicales.
Empezamos el tratamiento haciéndole masaje de espalda para ver también la zona cervical, masaje de piernas y reflexoterapia podal. Cuando ya se encontraba mucho mejor tuvo la mala suerte de caerse en el portal de su casa y hacerse un esguince de tobillo importante. No quiso ir al médico y prefirió venir a tratarse conmigo, así que además de la rodilla también había que fortalecer el tobillo.

Nos ha llevado tiempo pero ahora está muy bien. La doctora de momento le ha dado el alta y yo también. Ya no necesita el bastón y sólo cuando se va de excursión (algo que antes no podía hacer) se lo lleva para estar más segura; aguanta toda una mañana o una tarde caminando y, aunque se cansa ya no tiene los dolores de antes.

Actualmente trato a otra clienta que vino recomendada por ella. En este caso la rodilla derecha está mal por la artrosis que tiene y le quieren poner media prótesis y más adelante (porque ahora es muy joven) la prótesis. En la izquierda ya le han hecho una artroscopia. Le pregunté por qué no le hacían antes de esas operaciones tan dolorosas una artroscopia, pero al parecer tiene la derecha mucho peor que la izquierda.

Cuando llegó a tratamiento no podía apenas caminar desde su casa a la esquina por los dolores. Tiene añadido un problema de sobrepeso importante. Hemos conseguido que pueda aguantar bastante caminando. La endocrina le ha puesto una dieta que le ha ayudado a perder 17 kilos y en su última visita a la traumatóloga no ha considerado necesario ponerle otra infiltración (ya le han puesto dos). Aún sufre muchos dolores porque estamos en una época del año con una climatología muy variable que también influye. Un poco más adelante veremos hasta donde podemos llegar.

Son tratamientos que llevan su tiempo; no se consiguen resultados que se mantengan si no se es persistente, sobre todo porque las personas que vienen con problemas de artrosis ya la tienen muy avanzada y dolorosa. La rodilla bien cuidada es una articulación muy agradecida.

Y si me permitís un consejo, practicar Tai Chi o Chi Kung: ambos ayudan a fortalecer la articulación de rodilla cuando se practican adecuadamente ya que la posición en la que se hacen los ejercicios es casi siempre con las rodillas en semiflexión, lo que hace que el cuádriceps se fortalezca y con ello toda la articulación. Además se fortalece el meridiano de riñón y toda la energía del cuerpo, da mucha serenidad y equilibrio físico y mental. Llevo 20 años practicándolo.

Carmen Benito
Directora del Centro de Bioestética Carmen Benito.