Creando nuestra propia realidad

  •  
  •  
  •  
  •  

El fin de semana del 23 y 24 de mayo tuve la oportunidad de asistir al Tercer Congreso de Conciencia Cuántica. Llevaba muchas expectativas por conocer a las personas de las que había leído sus libros y a las que he hecho referencia en alguno de mis artículos, puedo aseguraros que las superaron con creces.

En primer lugar habló el Biólogo especializado en Citología Dr. Bruce Lipton, su exposición sobre la influencia del medio ambiente en la manifestación de los genes fue muy precisa, como había descrito ya en su libro “Biología de La Creencia”, la nueva rama de la genética, la Epigenética, demuestra que un gen se activa o no, según sea el medio en el que viven las células.

Hasta ahora los científicos nos han hecho creer que venimos determinados por nuestros genes, pero no es así, ya que no se manifiestan si no hay una señal del medio ambiente que interactúe con las proteínas que los protegen permitiendo que se activen.

Tan sólo una pequeña parte del ADN ha sido secuenciado, y el que se ha llamado erróneamente ADN basura es el que contiene todos los patrones que traemos aprendidos como especie, como sociedad, como familia hasta nuestra individualidad.

Aunque el núcleo de la célula (donde se localizan los cromosomas) ha sido considerado durante años su cerebro, hoy se sabe que no es así, se han hecho experimentos con células a las que se les extrae el núcleo y se ha visto que siguen viviendo durante días, lo que no pueden hacer es reproducirse, por eso deberíamos verlo más como su sistema reproductor. Sin embargo, la membrana que protege a la célula del medio ambiente será la que permita que las señales pasen para que el gen se traduzca o no.

En realidad el gen sólo es el mapa de lo que podemos ser, pero no el que decide cómo seremos.

Podríamos pensar entonces que las proteínas son las responsables, pero ellas en sí mismas tampoco, es el medio ambiente el que provoca las respuestas.

Cada vez debemos ser más conscientes de nuestro poder y capacidad de transformar nuestra realidad. En su último libro: “Efecto Luna de Miel”, hay una parte muy hermosa en la que explica como un buen padre puede ayudar a cambiar una relación violenta con el entorno:

Es fundamental el contacto físico y afectuoso con los niños para crear generaciones sanas capaces de contactar con su propia capacidad de amarse y confiar en ellos mismos.

Llevo más de veinte años trabajando con la Técnica Metamórfica y veo la influencia tan grande que tienen los nueve meses de gestación, el nacimiento y la primera infancia en el desarrollo de la psique del niño ya que en los primeros años es una esponja que absorbe todo lo que le rodea en su proceso de aprendizaje.

En este libro también nos habla de cómo mejorar nuestras relaciones con los demás y de lo que sucede cuando entramos en conflicto.

Otro de los ponentes fue el físico cuántico Dr. Amit Goswami. Ya había leído varios de sus libros, uno de los que más me llamó la atención es “El Médico Cuántico”, en él explica muy bien porqué funcionan medicinas milenarias como la Medicina Tradicional China, la Ayurvédica o la terapia de Chakras.

Durante su ponencia nos ha ayudado a comprender mejor lo que es ser una persona que domina el campo de la posibilidad. Entender lo que es ser cuántico y hacernos responsables de la realidad que vivimos ya que nosotros la creamos.

A través del conocimiento que nos ha traído la física cuántica, se ha comenzado la nueva revolución en todo.

La física cuántica demostró que la luz tiene dos estados: partícula (materia) y onda (energía).

Al principio es onda, y cuando la medimos se convierte en partícula. Por tanto antes de ser medida está fuera de tiempo y espacio, pertenece al campo de las posibilidades, al campo de la unidad. Cuando la medimos se materializa, es decir, cuando aparece el observador.

El observador es conciencia y cuando observa colapsa las posibilidades creando una realidad por tanto la conciencia escoge y crea la realidad.

Para trabajar con nuestro cuerpo y nuestros pensamientos erróneos tenemos que crear sensaciones positivas atrayéndolas a nuestra vida a través del corazón. Desde el chakra del corazón podemos enfrentarnos mejor al miedo. Asumiendo esa actitud podremos contribuir al cambio, llevando siempre el amor a nuestra vida.

El Dr. Goswami nos propuso trabajar con la intuición para vivir una vida más elevada, conectarnos con ella y sentir en que chakra nos resuenan los sucesos.

Una vez seamos sensibles a la intuición debemos dar paso a la intención, teniendo siempre en cuenta que la conciencia va más allá de la persona, por tanto tenemos que dirigir la intención hacia todos, no sólo para beneficio de uno.

Por ejemplo si tengo la intención de tener amor en mi vida también debo de tenerla para que todos lo tengan, y que el amor venga a la tierra (un bien mayor para todos), esto debe resonar con el todo, con la voluntad de Dios, y desde el silencio es donde la intención se convierte en convicción. En el silencio es cuando hay una intención, la consciencia conecta los dos cerebros y lo que creo se crea.

Debemos evolucionar hacia valores intuitivos que debemos traer de vuelta, centrarnos y trabajar desde el chakra del corazón.

Otra de las clases fue a cargo de Lynne Mctaggart, conocida sobre todo por su libro “El Experimento de la Intención”.

Nos habló de las investigaciones que viene realizando con varios grupos en todo el mundo trabajando con “la intención”:

Todos estamos unidos y conectados mediante nuestros pensamientos o nuestras emociones. El vínculo más importante que nos conecta es nuestra conciencia. Debemos ser cuidadosos con la intención que ponemos en todo lo que hacemos, decimos o pensamos porque influye en los demás.

Llevo muchos años explicando a los alumnos en mis cursos de reflexoterapia podal la importancia de la intención cuando trabajo un punto reflejo, ahí donde ponga la intención es donde estoy trabajando.

El poder del pensamiento es enorme, por tanto debemos cambiar nuestras conversaciones, no sólo desde fuera, también desde dentro. Es curioso cómo a un niño de tres años que ve discutir a sus padres, aunque después le digan que todo va bien, si no es real el niño no se calma porque es capaz de captar la energía del pensamiento de los padres. En esta etapa de la vida el cerebro del niño funciona más en frecuencias Theta, las necesarias para absorber todo lo que aprenden hacia su subconsciente haciéndoles muy receptivos.

Tenemos que cuidar mucho el pensamiento al igual que los juicios que emitimos ya que también son nuestra intención.

La idea de “Yo Gano, Tu pierdes” debe cambiarse. Lo que sea bueno para ti también debe serlo para el grupo, no podemos pensar en un bien individual sino para todos.

Otros ponentes fueron:

Gisbert Reuter que enseña Matrix Maestra, nos regaló una maravillosa meditación, al igual que Daniel Chumillas que también nos condujo a la conexión con nosotros mismos a través de otra meditación.

Agradecer a la Dra. Ana María Oliva sus enseñanzas a través de la tecnología de cómo cambia nuestro campo con el desequilibrio y la enfermedad.

A Ángeles Wolder que nos habló de la descodificación biológica de cómo cada órgano habla un lenguaje concreto cuando enferma y cuando le reconectamos con su campo vuelve a la salud.

La manera que tenemos de vivir los conflictos hará que estos queden codificados en el ADN incluso para generaciones posteriores. En mi trabajo como terapeuta de Metamórfico lo veo mucho en la manera de enfermar y desequilibrarse de algunas personas que ni siquiera saben de donde les viene ya que lo traen heredado de la familia. Eso lo saben muy bien los terapeutas de Constelaciones Familiares.

También se ve mucho en las emociones que quedan atrapadas en el tejido, cuando trabajo la liberación del tejido a través del pie en reflexoterapia o en sacro-craneal noto como la fascia se mueve y se libera removiendo emociones muy profundas que la persona creía superadas.

Peter González nos mostró un camino muy rápido y efectivo para llegar al subconsciente, el responsable del 95% de lo que somos, nuestro consciente es sólo el 5% restante, nos enseñó la técnica Psych-K para actuar sobre el subconsciente cuando nos boicotea los cambios que queremos realizar en nuestra vida.

El congreso ha sido muy intenso, nos han mostrado herramientas, respuestas y en ningún momento nos han dicho: “Lo mío es lo mejor”, sino que todos son caminos que nos conducen a un mayor conocimiento de nosotros mismos y de nuestras capacidades.

Los que somos terapeutas tenemos que creer en lo que hacemos, respetar los cambios que se producen en la persona y decirle adiós en el momento en que está preparada para seguir sin nosotros. Y si no somos el terapeuta que necesita tiene un montón de posibilidades donde elegir.

Gracias a Ana Claret, a Carlos y a todo el equipo de personas de la organización por juntar a todos esos ponentes y estar a nuestra disposición durante ese fin de semana.

Y por todo lo que nos enseñaron: Gracias, gracias, gracias.

Yo gano, todos ganan”.

(Enseñanzas de Lynne Mcttart y de todos los ponentes).

Firmado: Carmen Benito.

Directora del Centro de Bioestética Carmen Benito.