GONG SUN: EL PUNTO REPARADOR DEL PIE

  •  
  •  
  •  
  •  
GONG SUN: EL PUNTO REPARADOR DEL PIE

En el pie hay muchos puntos que pasan información de cómo se encuentra nuestro cuerpo. Llevo muchos años trabajando con la reflexoterapia podal, y cada nuevo tratamiento me va mostrando más vías de acceso para equilibrarlo. Nunca se deja de aprender porque las relaciones que hay son muchas y las conexiones nerviosas infinitas.

Hace unos tres años di una ponencia en Expomasaje sobre el drenaje linfático tratado desde las zonas reflejas del pie. A raíz de ella me llamó una persona para que la tratase con reflexoterapia porque le había llamado la atención mi exposición. Vino a mi centro y estuvimos hablando sobre aprender cada vez más sobre las relaciones que también hay en reflexoterapia desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China para dar un  enfoque más completo a mis conocimientos, sobre los distintos puntos de los meridianos de acupuntura que tocamos al realizar la reflexoterapia y sus diferentes conexiones con el cuerpo.

Aunque yo no lo sabía estaba con una gran profesional de la Medicina China que por circunstancias familiares en los años sesenta había tenido que trasladarse a vivir a China, y, siendo médico especializado en cardiología, tuvo la oportunidad de conocer a  médicos chinos, y acceder a textos antiguos de su medicina tradicional. Me dijo que me gustaría aprender reflexoterapia podal china, pero no sabía de nadie que la enseñase en Madrid.

Electra estimuló mi curiosidad por seguir buscando, aunque fuera a través de libros, y como cuando estamos preparados la información nos llega, meses después fue una alumna la que me hablaría de uno de los libros de José Luis Padilla: “Curso de Acupuntura”, un gran libro de Medicina Tradicional China. Más tarde sería una amiga de Electra la que me pondría sobre la pista para llegar al siguiente libro: “Las Vías Sanadoras de las Manos”, también de José Luis Padilla.

En este último encontré la respuesta que llevaba buscando desde hacía tiempo sobre una zona refleja que observaba como la responsable de cambios importantes en la mejoría del estrés, la ansiedad y la depresión. Es la zona que se sitúa en la articulación del metatarsiano del 1º dedo y la 1ª cuña, que en estos casos se muestra muy dolorosa al presionarla, y puede aparecer bloqueo articular e incluso inflamación. Es donde se refleja la última vértebra dorsal y la primera lumbar, también el chakra de Plexo Solar y el duodeno. Todos esos puntos están relacionados con estados de ansiedad y bloqueos emocionales. Incidir sobre esa zona ayuda a reequilibrar no sólo el cuerpo sino también  el aspecto emocional.

Estaba segura de que había algo más que la hacía tan importante El libro de José Luis Padilla me dio la respuesta: estaba actuando sobre uno de los puntos resonadores del pie, el GONG SUN (4 de meridiano de bazo).

Según la Medicina Tradicional China hay 8 Vasos Maravillosos formados por la energía del Cielo y de la Tierra, que a su vez son intermediarios entre el Cielo y la Tierra. Serán los primeros en formarse y por tanto son la base, los planos sobre los que después se desarrollará la persona.

 La importancia de estos meridianos es vital, ya que sus funciones van a ser:

                Almacenar y canalizar la energía esencial (formada por las energías heredadas y las adquiridas).

                Regular la energía cuando hay excesos o deficiencia en los meridianos.

Determinar la vitalidad y constitución de la persona.

                Nutrir el cerebro y el útero.

                Aportar y movilizar la energía defensiva.

                La energía de los Vasos Maravillosos procede de la energía de los  riñones, cuatro de estos meridianos nacen en la profundidad (surgen de los riñones) y otros cuatro en la superficie (aunque proceden de la energía de riñón surgen en las extremidades inferiores).

                A estos Meridianos Extraordinarios o Vasos Maravillosos se accede a través de unos puntos de apertura que al incidir sobre ellos ayudan a que el meridiano correspondiente se abra, permitiendo (cuando el meridiano está bloqueado o no es lo suficientemente permeable) la regulación e intercambio de energía con los Meridianos Principales.

                Uno de esos puntos de apertura es GONG SUN el 4 de meridiano de Bazo. Recibe el nombre de “Ofrenda Universal”. Dice José Luis Padilla en su libro “las Vías Sanadoras de las Manos”: La primera acción sanadora es reparar, y lo hacemos a través de GONG SUN.

                El punto se localiza en el lateral interior del pie a la altura de la base  del metatarsiano del 1º dedo.

                El Vaso Maravilloso que abre este punto es Chong Mai: “Mar de Todos los Canales”. Su función es recoger y distribuir toda la energía a lo largo de todo el organismo. Su buen funcionamiento evita estancamientos de sangre y de energía, en ovarios y útero, en riñón, sistema digestivo, pulmón y corazón.

                Su representación en el FU-SHI es el trigrama de las tres líneas partidas, que anima el principio femenino y se denomina KUNG: “La Receptividad de la Tierra”.

                El trabajo sobre este punto se realiza presionando con el pulgar profundamente sobre él. Los demás dedos los dejamos posados sobre el dorso del pie, rozándolo ligeramente al ejercer la presión en GONG SUN. Al rozar el dorso del pie estamos estimulando los canales yang que pasan por él: estómago, vesícula biliar y vejiga. Si tratamos los dos pies al mismo tiempo la acción es mayor. Después presionaremos el 1º punto del meridiano de riñón que se localiza en la planta del pie, incidiendo en la energía de riñón.   

                Este conlleva la reparación por ser el punto resonador que pone en comunicación todo lo celeste con todo lo terrestre, promoviendo el centro, por tanto es donde va a llegar toda la información del organismo y de ahí van a salir los impulsos y las órdenes para REPARAR.

                Todos los organismos tienen mecanismos de reparación u homeostáticos cuya función es preservar la vida. El punto GONG SUN es capaz de reparar cualquier daño, por tanto al masajearlo lo haremos con esa intención, trabajándolo con firmeza.

                Si nos fijamos bien en su ubicación nos daremos cuenta que se sitúa justamente en la zona del pie que sostiene toda la estructura del arco, y que es justamente la que nos da la capacidad de caminar de forma dinámica e incluso de poder correr. Es una estructura fundamental de la bipedestación, pues en esa zona se insertan el flexor corto del dedo 1º y la terminación del músculo tibial anterior.

                En reflexoterapia podal son varias las zonas del cuerpo que se reflejan justamente a esa altura: es el final de las dorsales y la primera vértebra lumbar, por lo que se refleja la metámera de L1, primera raíz nerviosa que baja hacia las piernas, por tanto intervendrá ya en la capacidad de caminar.

                GONG SUN es el punto reparador, pero no es el único resonador que se trabaja en el pie, ya que hay otros tres más sobre los que incido, pero esa es otra historia.